ECOS DEL ROCÍO

Ecos del Rocío es un grupo de sevillanas natural de Rota (Cádiz), son hoy en día uno de los grupos más destacados de la historia de las sevillanas. Ecos del Rocío inventaron un nuevo subgénero en las sevillanas gracias principalmente a la gran creatividad de Miguel Moyares, miembro del grupo, autor, cantante y compositor musical de infinidad de sevillanas, tanto en Ecos del Rocío como para otros artistas. Este nuevo subgénero que se abre camino son las llamadas “sevillanas sociales”, que se alejan un poco de los tópicos como el Rocío, la feria, Sevilla, etc. y se acercan más a los sinsabores cotidianos con los que cada día somos bombardeados.

Las sevillanas sociales son para ser escuchadas más que bailadas, ya que la métrica en ocasiones es muy dispar. Los versos también sufren una transformación, siendo más largos en contenido, narrando así una historia con la trama en los cuatro palos, a veces con diferentes estribillos para dar la historia por terminada en la última estrofa.

Gracias en parte a grupos como Ecos del Rocío, se logró en su momento sacar, para gran parte del público, a las sevillanas de los arquetipos del baile y la feria, dando a las sevillanas el puesto como género musical que se merecía. El público de Ecos del Rocío ya no esperaba para comprar el disco en abril como venía siendo habitual, si no que las obras eran degustadas en cualquier época del año.

Paco Izquierdo
Juan Manuel Niño
Miguel Moyares
Jesús Moyares

En sus comienzos Ecos del Rocío eran más de cuatro integrantes, todos de la localidad gaditana, pero desde 1987, sus integrantes son Los hermanos Miguel y Jesús Moyares, Paco Izquierdo y Juan Manuel Niño.

Ecos del Rocío han cosechado a lo largo de su carrera infinidad de éxitos, tales como: La niña, Mi pequeño Manolillo, El rey de la carretera, La comunión, El clavel, Las cincuenta primaveras, Cogí la manta “po” un pico, El “arao” y la barca, El chaval de la calle Mina, Nueve lunas, La herencia, La chavala del pañuelo, Ayúdame, La gitana, Hermano pasa de ella, Mi pueblo huele a Rocío, Mi querido público, Porque te llamas Rocío, entre otras.

El grupo se puso el nombre Ecos del Rocío por que en una de sus primeras actuaciones, el festival que los contrató les obligó a ponerse un pseudónimo y ellos mismos decidieron, siendo fervientes admiradores de Ecos de las Marismas por aquel entonces, bautizarse como Ecos del Rocío. Posteriormente pensaron en cambiarse el nombre, pero debido a que el público ya los conocía, decidieron dejarlo tal cual.

Ecos del Rocío son artistas que cantan a la “gente de a pie”, a la vida, al medio que les rodea, reinventando el género y llevándolo nuevamente a lo más alto, con unas sevillanas inusuales en métrica y composición.

Por estos y otros motivos, Ecos del Rocío han tenido admiradores y detractores, aunque siempre se ha inclinado la balanza por lo primero, así lo demuestra su fama y su éxito. Entre sus temáticas encontramos los archiconocidos temas de amor, rocieros, de feria, cofrades, etc. pero sobre todo temas sociales, la pobreza, la enfermedad, el hambre, la droga, las guerras, etc. Incluso le han cantado a los “gorrillas”, a los “espaldas mojadas”, a la donación de órganos y a la desaparecida “peseta”. También han homenajeado al grupo Los Romeros de la Puebla, grupo del que es un ferviente admirador Miguel Moyares, que además ha compuesto un tema para Romeros en su último disco “Cantando decimos adiós”, viendo así cumplido su sueño. También acostumbran de vez en cuando a meter alguna composición dedicada a una provincia andaluza, nombrando en ella todos sus pueblos.

Pero no sólo por su temática son famosos Ecos del Rocío, también por su estilo de voces, dando la taya de forma monofónica y polifónica, siendo habituales en sus discos los solos de su voz, por así decirlo, “más privilegiada”, Paco Izquierdo nos deleita en cuerpos y estribillos… cuentan entre ellos que en algunas ocasiones, en sus comienzos, sus fans buscaban a “la mujer” que cantaba con ellos refiriéndose a Paco Izquierdo, y es que este artista tiene una voz tan aguda como si de una mujer se tratase. También encontramos solos y narraciones por Miguel y en ocasiones su hermano Jesús, y al que aún no hemos mencionado, porque da la casualidad que no canta con el grupo, pero participa con su guitarra, el genial Juan Manuel Niño. Curiosa característica que se ha visto en muy pocos grupos de sevillanas.

Ecos del Rocío como grupo no nació cantando sevillanas sociales, a principio de los ochenta, cuando nace el grupo, sus sevillanas no distaban mucho en temática y composición de las sevillanas tradicionales. Fue a finales de los ochenta cuando Ecos del Rocío comienza su andadura con sello y estilo propio, dando casi la totalidad de las composiciones al genio Miguel Moyares. Miguel ha compuesto temas para otros artistas, tales como Manguara, Alicia Fernández, Soles, Las Carlotas, Onuba, El Mani, Los Romeros de la Puebla, Brumas, Malandar, Paco Candela, etc.

Aparte de Miguel Moyares, como autor principal de la obra de Ecos del Rocío, también han intervenido en sus discos autores como Paco Coria, Padre Quevedo, José María Carrión, el Maestro Oliva y J. M. Moya.

Entre los estilos tocados por el grupo tenemos sevillanas, canciones, pasodobles, tangos, rancheras, villancicos, tanguillos, boleros, rumbas, vals, colombianas, fandangos, entre otros. Pero en su inmensa mayoría, el grueso de la obra se compone principalmente de sevillanas.

Los conciertos de Ecos del Rocío siempre han sido especiales, agotando todas las localidades en sus galas e incluso con mucha gente en pié con tal de no perderse a sus artistas favoritos, siendo uno de los grupos que más gente ha aglomerado en un mismo recinto. Pueden presumir de ser los únicos artistas que han estado en el gran teatro Liceo de Barcelona.

Ecos del Rocío han logrado hacer exitosas sus sevillanas en una época la cual el género estaba de capa caída, logrando vender cientos de miles de discos, otorgándoles así varios premios y discos de oro. A este tren se subieron varios artistas, los cuales ya se habían hecho famosos con sevillanas tradicionales, artistas que sin dudarlo adaptaron al estilo que la mayoría del público solicitaba.

Han sido disco de oro por parte de la SGAE nada menos que trece veces, desde el año 1992 hasta nuestros días, amén de dos discos de platino por sus obras “Para siempre” y “Cosas de la vida”.

Incluso tienen una avenida en Cataluña que lleva su nombre y también en su localidad, Rota (Cádiz).

El grupo nace a principios de los ochenta en Rota (Cádiz). Ecos del Rocío era un grupo de compañeros que se reunían en fiestas entre familiares y amigos para cantar sevillanas. Al principio, estaban apadrinados por la entidad cultural de Rota “Fundación Alcalde Zoilo Ruiz-Mateos”, donde permanecieron bajo su tutela hasta el año 1986. Discográficamente tienen su debut en el año 1984 gracias a dicha fundación. El disco llevaba por título “Mi Rocío” y contenía letras del maestro Oliva y música de José Manuel Moya (uno de los ejes y componente del grupo Los Romeros de la Puebla). Temas como “Mi Rocío”, “Canto a Rota”, “Tu camino”, etc. formaban parte de la obra. Un disco no muy cuidado en arreglos debido al excaso presupuesto con el que disponían, pero que hoy día no deja indiferente a ningún seguidor del grupo.

Pero no fue hasta el año siguiente, el año en que Ecos del Rocío realiza un cambio importante en su núcleo estructural, año en que se consolida como autor y cabeza pensante Miguel Moyares, escribiendo la letra y componiendo la música de todos los temas del disco, tónica que se ha cumplido hasta hoy, salvo algunas excepciones. Pero dichos temas, tuvieron muy poca fuerza y éxito, debido principalmente a la falta de promoción que sufría el grupo por aquellas fechas.

De dicha época (años 80) destacamos obras como Cogí la manta “po” un pico, tema rociero de gran calidad y que desafortunadamente tuvo un éxito muy discreto, pero el paso del tiempo, lo ha sabido poner en su sitio, ya que en 1996 volvieron a versionar el tema, otorgándole así el éxito que se merecía. Otras obras a destacar son Si yo viviera dos veces, La muñeca, El niño del mayoral, La novia del emigrante, Nostalgia del viejo marinero, Luna luminosa, La verdad del Rocío, Mi pueblo huele a Rocío, Me gusta a mí del camino, Con agua y pan con aceite, Esos aplausos, Sólo pensaba en volar, etc.

Entre los arreglistas de esa época destacamos a Jesús Bola y Miguel Évoras, pero también obras de un jovencísimo Juan Acuña, siendo el disco “Esos aplausos” una de sus primeras obras. También tenemos a David Montoya y Nicolás Rodríguez en “Memorias”. Aunque la poca inversión de las discográficas hicieron que temas muy ricos en composición, no fuesen tan buenos por culpa de los arreglos musicales, en ocasiones de poca calidad. Es curioso que en una época tan mágica del mundo de las sevillanas, Ecos del Rocío no tuviesen su hueco destacado, si no que su éxito llegaría años después, no siendo hasta los 90 cuando el grupo rompió barreras con por ejemplo “Mi pequeño Manolillo”, que se convirtió en uno de los temas que más sonaron a nivel nacional, ni el mismo grupo se esperaba el tremendo éxito, es más, ni siquiera abría el disco de ese año. Aquí empieza la borrachera de éxitos del grupo Ecos del Rocío arropados por la casa de Discos Senador, discográfica donde han permanecido hasta la actualidad.

Destacamos en esta época el álbum “Algo más” por ser uno de las más exitosos, amén de estar sobrado en composiciones de calidad.Con arreglos musicales de Manuel Marvizón y la guitarra de Manolo Franco nos llega en 1992 esta compleja obra, compuesta en su totalidad por Miguel Moyares, éste fue el primer disco de oro del grupo, con temas tan impactantes y complejas como Ayúdame, Triana, La Gitana, María, Hermano pasa de ella o Las cincuenta primaveras. Uno de los álbumes imprescindibles, eje fundamental de toda su obra. El disco sonaba constantemente en las emisoras nacionales y lo curioso es que no había predilección por ningún tema, todos eran buenos y todos se escuchaban.

Las sevillanas tomaban un nuevo rumbo, algunos afirmaban que era el declive del género, otros aseguraban que era un cambio necesario, y Ecos del Rocío afirmaban que ambas ramas podían anidarse en perfecta armonía, ya que el grupo no dejaba de lado el estilo tradicional, incluído en sus obras hasta el día de hoy.

Siguieron álbumes como “Fantasía”, “Corazón”, “Música por sevillanas”, “Pasiones”, “amor y coplas”, “Al sur de mis sueños” o “Para siempre” con temas que gozan hoy día de un hueco destacado en la historia de las sevillanas como Manué, Ella era mi mujer, La comunión, El gorrión, Gracia señora, José el marinero, Mi querido público, Y se aman a escondidas, El cabrerillo, El arao y la barca, Esos labradores, La niña, La levantá, Andalucía, Nueve lunas, La tabernera, El borriquillo, Por qué no vuelves con él, etc.

Ecos del Rocío también tienen obras entre varios artistas, como el Haciendo historia por sevillanas o Al compás de la navidad, en participación con grupos y solistas de la casa Senador por aquel entonces como El Mani, Las Carlotas, Manguara o Los Romeros de la Puebla.

Posteriormente llegaron dos grandes satisfacciones, siendo dos de sus obras discos de platino, con temas tan maravillosos como Señora, La rutina, La esperanza, Cuatro besos, Rota, Que nadie me vaya a llorar, Ama de casa, Abuelo, La bandera blanca, El rey de la carretera, Los mandamientos, El barrendero, Y no me escribe, El clavel, La chavala del pañuelo, Carta a los Reyes Magos, 25 besos para ti, y un sinfín de grandes éxitos.

Además el pasado año 2011 nos deleitaron con una obra rociera, haciendo honor a su nombre, en una delicioso álbum compuesto por Padre G. Quevedo y musicado por Miguel Moyares.

En la actualidad el grupo Ecos del Rocío sigue al pie del cañón sin salirse de su rumbo, con discos tal y como nos tienen acostumbrados a sus fans, simplemente Ecos del Rocío y sus nuevas sevillanas, y es que el grupo se ha ido volviendo añejo con los años y sus éxitos pasados, siguen sonando actuales por tocar temáticas que nos envuelven cada día. También señalar que el grupo no ha sufrido nunca un cambio de componente que afecte a su imagen o merme sus voces, que esto es, por así decirlo, una novedad hoy en día, ya que pocos grupos lo consiguen, y más Ecos a lo largo de 30 años… Gracias por hacer sevillanas expresamente para ser escuchadas, llevando así el género de nuevo a lo más alto, porque a pesar del tándem cante y baile, las sevillanas son más que nada pura música para los oídos.

Tabla de Ecos del Rocío en el parque del flamenco de Fuente Palmera

FUENTE: www.canalsevillanas.com