MANUEL SILVERIA

El guitarrista Manuel Silveria Fernández nace en Córdoba el 2 de noviembre de 1966, y está considerado por todo el mundo como uno de los grandes genios actuales en la guitarra de acompañamiento.

Es a los trece años cuando empieza a sentir en su interior la afición por la guitarra flamenca, hasta el extremo de ver compensados sus esfuerzos pocos años después, codeándose con sus compañeros de profesión, hecho este que coge cuerpo para esforzarse aun más en su carrera artística.

Manuel Silveria y Fosforito

En 1982 se inicia en la tarea de consolidar la estructura de los estilos, dar entrada y salida a los cantes y cerrar los distintos tercios en el acompañamiento. Para Silveria, la improvisación es casi continua, lo cual es causa esencial de la riqueza expresiva de su guitarra flamenca que, del acompañamiento al cante pasa al concierto en muchas ocasiones, sin que exista un método, director, ni pentagrama que lo guíe, sino fijado sólo por su impronta personal, inspiración o sentimiento.

Antes de cumplir los veinte años de edad, Silveria ya participaba en numerosos festivales y en cursos, en los que actuaba como guitarrista oficial. Intervino en grabaciones con varios cantaores y con grupos en diversas modalidades, pero siempre relacionadas con el flamenco.

Manuel y el Pele

A destacar también sus grandes dotes para el acompañamiento en el baile, donde su sensibilidad hacia esta modalidad artística queda plasmada en una completa compenetración con el compás.

Recibió la Fiambrera de Plata del año 1988 concedida por el Ateneo de Córdoba y en 1989 obtuvo el Premio Manolo de Huelva en el XII Concurso Nacional de Arte Flamenco de Córdoba. En el mismo año obtuvo una plaza de guitarrista acompañante en la Escuela Superior de Arte Dramático y Danza de Córdoba.

Es uno de los guitarristas más solicitados por las grandes figuras del flamenco, tales como Fosforito, Luis de Córdoba, El Pele, Calixto Sánchez, Carmen Linares, Julián Estrada, etcétera.

En 1991 intervino en la grabación Flamencos de Córdoba, homenaje del Ateneo a Agustín Gómez.

Tabla de Manuel Silveria en el parque del flamenco de Fuente Palmera

FUENTE: www.elartedevivirelflamenco.com